lunes, julio 09, 2007

no quiero morir virgen (pero esta noche volamos)



Uno de mis "grupos" favoritos es sin duda Divine Comedy. O bueno, Neil Hannon y su impresionante voz. La cosa es que, para quien no conozca a este grupo, se trata de un conjunto que podríamos denominar "pop de cámara" creado por el mencionado Hannon en Irlanda del Norte. Y digo pop de cámara porque mezcla un pop puro, de lo más esencial, con orquestaciones bombásticas propias de música de cámara (lo siento, no se me ocurrió nada mejor). Pero bueno, lo que podría sonar a música pedante e inflada es en realidad una colección de canciones brillantes (en más de un sentido) llenas de sentido del humor y desenfado.

Y bien, Hannon ha contribuido en innumerables proyectos, desde la musicalización y producción del estupendo disco de Ute Lemper Punishing kiss (acá el video de The case continues), hasta su colaboración en el soundtrack de la adaptación fílmica de The hitchicker's guide to the galaxy (Zaphod Beeblebrox for president!). Para una buena reseña, en No smoking at the skull cave tienen una retrospectiva y un compendio de videos muy pero muy bueno.

El año pasado, después de un descanso, sacaron Victory for the comic muse, un gran gran disco, del que se desprenden (quiúbole) una canción impresionante, A lady of a certain age, y el video de arriba, que es una de las entradas, sin duda muy buena, al concurso abierto para hacer el video de el tema To die a virgin. Y para concluir, una versión al aire libre de una de las canciones más bellas de la historia de la música desde el inicio de los tiempos, Tonight we fly.

Snif.

3 comentarios:

Carlos Mal Pacheco dijo...

No, no, no, no me digas que no has escuchado al wey de la Divina COmedia con Ute Lemper! HOLY SHIT!

Está en Ute Sings Weill.

daniel dijo...

Pues de hecho no, no, no, nunca he escuchado ese disco entero (Sings Kurt Weill)... Pero en Punishing kiss hacen un dueto en dos o tres canciones, y de hecho con esas fue que conocí al wey de la Divina Comedia.

El punto es que ambos rifan. Mucho.

borregata dijo...

Carnalito: Ya va siendo hora de volar a tierras pistaches y océanos cinabrios.
Por lo menos el consuelo me quedará de no morir virgen (ni santa)