viernes, junio 30, 2006

danimix #1-5

pero bueno, vayamos a lo que íbamos. voy a tomar sólo algunas de las canciones más chidas de cada quinteta de discos, porque si no esto se tornaría insoportable (por largo, pues)



The who - Pictures of Lily (Magic bus, 1968)

Je, no sé qué me da que la primer canción que aparece en los danimixes sea una oda a la masturbación. Espero no estarme exhibiendo. Pero en fin, no pude resistir colocar esta como la primer foto oficial de drag dealer. Porque aunque no sea la canción más transgresora de The who, es sin duda una de sus mejores; pegajosa, tarareable, hasta tierna podríamos decir.
Es simplemente el testimonio de un puberto al cual su papá le regala fotos de lily para "curar su insomnio", y como las fotos de lily resolvieron sus "problemas de la infancia" (awwww)... Además, como insisto con lo de la nostalgia, remite a una época más simple, de tradiciones, (medio en sepia) cuando la pornografía (o el oscuro objeto del deseo, pues) estaba impresa y no en pixeles.
Checar también el excelente cover de la banda argentina Attaque 77 (o A77aque, si prefieres), Fotos de Lily.



Fiona Apple - Across the universe (Pleasantville, 1998)

Sin duda está entre los cinco mejores covers de los Beatles, una adaptación plena, donde no se pretende emular el sentimiento de la original, sino que construye toda otra atmósfera por sí sola. Creo que está claro y no requiere mayor elaboración afirmar que Fiona Apple rifa como pocos, y aunque a veces peque de solemne me fascina porque sabes que se la cree. Y si además le sumamos la "texturización" que ha adquirido su música en sus dos útimo álbumes, estamos ante una de las mejores "cantautoras" (me choca el motecito) trabajando hoy.
Esta versión fue hecha para la película Pleasantville, una excelente cinta del hollywoodense (en toda la extensión del término) Gary Ross, antes de que se convirtiera en otro Ron Howard con Seabiscuit. En fin, gran canción y mejor video del entonces novio de la Apple, El chidísimo Paul Thomas Anderson (Magnolia, Boogie nights...).



Pearl jam - Do the evolution (Yield, 1998)

Probablemente la mejor canción apocalíptica desde A hard rains a-gonna fall de Bob Dylan, sólo que un poco más inquietante porque es un mundo estilo 1984 mucho más cercano a la realidad de lo que nos gustaría admitir. El video es una estupenda animación de Tod McFarlane, creador del comic Spawn. A ver si no me crucifican, pero creo que la canción es el último destello de la brillantez de Pearl jam: una estupenda letra, mordaz y agresiva, llena de punchlines y frasesitas citables (I can kill 'cause in god I trust), complementada con un riff pegajoso pegajoso, y ni hablar de la interpretación gutural, emputada de Eddie Vedder (here's my church I sing in the choir!).



Los piojos - Verano del '92
(Tercer arco, 1996)

Aquí sí hay mucha competencia. Canciones sobre mota (juan pedro fasola) hay muchas, pero pocas tan lúdicas y disfrutables. Pinches Piojos, grupo tan chingón tan injustamente ignorado (al menos por acá). Y para no desentonar con el espíritu mundialista de las fechas, paso el link de otra canción de estos chés dedicada al Pelusa, Maradooooo. Estos sí se clavan con el futbol, para muestra el diario de Andrés Ciro, el vocalista de la banda, así como los últimos botines que utilizó Diego Armando, que se los regaló al grupo y siempre cuelgan del micrófono cuando tocan dicha canción (como se aprecia en la foto de arriba). Por eso le voy a Argentina, porque esos weyes sí disfrutan el fut.




Dick Dale & his Del-tones - Miserlou twist (Surfer's choice, 1962)

Ya sé, ya sé, está quemadísima, pero sigue rifando de aquí al cielo. El momento definitivo del surf, sin duda (o bueno, no sé, corríjanme)... Definitivamente, la mayoría de mis contemporáneos y yo conocimos la canción en la icónica secuencia inicial de Pulp fiction, o menos glamorouso, en algún comercial de carros. Y aunque esté quemadísima no se puede negar lo infeccioso de la melodía, nomás pregúntenle a los blacked eyed peas, que es el único grupo que conozco que puede hacer un hit de algo tan carente de creatividad como rapearle encima (o "samplear") al Miserlou twist. Digo, a todos nos chocan los puristas, pero esos tipos se pasaron.



Ramones - I don't wanna grow up (Adios amigos, 1995)

Si alguna vez ha existido un cover que se preste más para el grupo que lo toma, es el de esta canción original de Tom Waits, que en más de una ocasión ha "regalado" sus composiciones a otros artistas (ver Jersey girl y Bruce Springsteen, que para muchos se ha convertido en estandarte del Jefe). Y digo se presta por la melodía como de rima infantil que esconde una letra llena de melancolía y decepción. Si nunca la has oído por lo menos lee la letra.




Talking heads - Once in a lifetime (Remain in light, 1980)

Quizá la canción más representativa del estilo que prácticamente patentaon las cabezas parlantes, el mejor grupo de la década de los ochenta (a huevo, compruébenme lo contrario) . David Byrne, además de ser uno de los artistas más iconoclastas, inteligentes lúcidos, perdurables y en general chingones del siglo pasado, su historial musical es más consistente y propositivo que el de casi cualquier contemporáneo. También está medio loco. Desde el video de 1980 de esta canción ya se les nota lo rarito, pero para posterior muestra tenemos su diario, acá cuenta de su viaje a Argentina para grabar un video con La Portuaria (me da gusto saber que todavía existen), y acá un proyecto basado en diapositivas de Power Point (Sí. Power Point).

Por cierto, no olvidemos el buenísimo cover de Cienfuegos.



Catatonia - Mulder and Scully (International velvet, 1998)

Canción ñoñísima pero chida por el feeling de la voz. Admito, la voz puede resultar medio irritante; a mí me cuesta escuchar el disco de jalón, pero cuando Catatonia le atina al sentimiento sin pasarse, hace rolas bieeen bonitas. Al final de cuentas, resulta chistosita la referencia a los X-files que está nomás para la bóveda de los coleccionistas, en realidad.


REM - Man on the moon (Automatic for the people, 1992)

Mi canción-homenaje favorita, en este caso a Andy Kaufman, el mítico comediante estadounidense de los setenta que fuera magistralmente interpretado por Jim Carrey en la película de Milos Forman de título homónimo a la canción. Uf. Como sea, es un homenaje sentidísimo de REM, con una letra preciosa, llena de imágenes que encajan perfecto con el personaje misterioso que Kaufman se encargó de crear para sí mismo. Es REM en su mejor momento, suficientemente accesible y melódico pero sin perder lo indescifrable y (¿podemos decir?) autóctono de su estilo.



Tom Waits - Ruby's arms (Heartattack and vine, 1980)

Chale, esta me pone triste... La canción definitiva de despedida. Pinche Tom Waits, aunque ahorita se haya convertido en un trovador infernal y todos lo amamos por ello, yo sí extraño las baladas como esta. No sé quién le dijo que podía cantar con una voz así, más aun baladas, pero dio en el clavo. La canción es una despedida de un soldado dejando a su "amor de guerra" atrás, pero Waits, siempre mesurado, guarda todo el sentimiento para una de las últimas líneas de la canción ("esta condenada lluvia"). Como para echarse a llorar.

1 comentario:

red grandpa dijo...

seguro, charly tiene lo suyo...