martes, agosto 15, 2006

el post donde anticipamos películas que prometen mucho parte 3

OK, esto me está resultando más difícil de lo planeado por aquello de tooooooodas las obligaciones que me golpean como muñeco de trapo robándome todo aquello que alguna vez consideré preciado. Además, de verdad son MUCHAS las películas que me emociona ver en un periodo no muy extendido de tiempo. Sin más, entonces, demos paso a la tercera y penúltima parte de este exhilarante especial que sé los tiene checando frenéticamente Rutilante Technicolor, preguntándose que será de sus miserables y lánguidas existencias sin mi blog para que ilumine su camino. Respiren en señal de alivio, inferiores, he regresado.

Little miss sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris)

Técnicamente, Little miss sunshine ya fue estrenada y no correspondería a ésta categoría, pero apenas salió el viernes y la lista yo la había hecho ya hace un par de semanas, o sea que no joroben. Como sea, todos parecen coincidir en lo bien hecha y satisfactoria que es esta modesta comedia, y tratándose de Toni Collette, Alan Arkin y Greg Kinnear, ya es motivo suficiente para muchos. Pero el que dicen se roba la película es Steve Carrell, protagonista de la chidísima versión gabacha de The office, y de la -francamente- sobrevaluada comedia del año pasado The 40-year old virgin. El punto es que la peli trata de una familia determinada en llevar a su hija pequeña a las finales de un concurso de belleza que para hacerlo realiza un viaje a través de los EU. Nada del otro mundo, pero parece que está muy buena. Por cierto, los directores -me vengo enterando- son una dupla muy reconocida por la gran cantidad de buenos videos que han realizado de grupos como los Chili Peppers (Otherside, Californication), Weezer (Say it ain't so) y REM (Tongue, Star 69)

Por cierto, Devotchka hace el GRAN tema de la película, Till the end of time.



Alatriste (Agustín Díaz Yañes)

Híjole, la neta Alatriste se ve muy buena, pero sé que la voy a sufrir. Es que estas historias épicas de guerras imperiales suelen ser larguiiiiiiísimas (ver Kingdom of Heaven). Pero es Viggo Mortenssen (hablando un impecable español) del tal capitán Alatriste, esta figura heróica del soldado convertido mercenario del siglo XVII, basada en la serie de novelas escritas por Arturo Pérez-Reverte, lo cual la hace así como que obligada. Auqnue bueno, el tal Díaz Yañez es responsable por aquella infamia denominada Sin noticias de Dios (Bendito infierno pa' los mexicans), por lo que ni de chiste meto la mano al fuego por él. Pero es que es Viggo... Y con este bigote. Grraur.

Catch a fire (Phillip Noyce)

Phillip Noyce es de esos directores que calladitos calladitos han formado un excelente repertorio, al menos en lo que va de la década. The quiet american es nada menos que genial y Rabbit-proof fence es devastadora, por lo que este drama situado en la Sudáfrica del apertheid, de un hombre que tras un injustificado acto del régimen en contra de su familia, decide hacer justicia por sus propias manos. O algo así entendí del tráiler. Pero es que sí, la verdad se ve muuuuy buena, y bueno, para los indecisos y para no perder el confort de lo familiar, Tim Robbins le hace de maquiavélico agente del estado, rol que a últimas fechas le ha venido bastante bien. No hay mucho material visual en la red de Catch a fire, pero el tráiler se puede encontrar aquí (y está muy bueno).

Factory girl (George Hickenlooper)

La chica de la fábrica, a la que yo sólo conozco por la canción de los Stones, resulta que es todo un personaje: una modelo socialité, depresiva, bulímica, que fue "Warhol superstar" (apareciendo en varios de sus filmes), y -supuestamente- amante de Bob Dylan (por cierto, se supone que Just like a woman está inspirada en ella), en el papel resultaría en una película bastante pintoresca. Habrá que esperar qué tal lo resuelve Hickenlooper, quien dirigiera el divertido a secas documental Major of Sunset Strip (centrado en otro chico "it", Rodney Bingenheimer), y la tibia The man from Elysian Fields (¡con Mick Jagger!). Pero bueno, el chiste es que Guy Pearce interpretará a Warhol, lo cual será por sí solo un espectáculo... y por su parte, Sienna Miller hará de la titular chica de la fábrica, y, por no conocer su histrionismo, esperamos por lo menos ver carne. Por lo pronto, Lou Reed ya dijo que todos eran un cerdos hambrientos de dinero ("asqueroso" llamó al guión) y que se rehusaba a colaborar en esta película, pero en fin, si Stephen King desacreditó The shining, Lou Reed podrá decir lo que quiera pero yo voy a ver a Guy Pearce.

Black Dahlia (Brian de Palma)

Dos palabras: Scarlett Johansson. Bueno, no, mentiría si dijera que La Dalila Negra se ve buena solo por la suculenta güera, ya que tiene todo para ser un excelente film noir: el director (De Palma), la fuente (novela de James Ellroy, el de LA Confidential), y la mejor femme fatale que hoy pudiera existir (la mencionada Johansson). Aunque la verdad no confiaría mucho actualmente en De Palma, ya que exceptuando Femme Fatale (que nunca vi), lleva una rachita bastante pinchona (Snake eyes, Mission to Mars). Pero habrá que ver, ya que De Palma trabaja más a gusto con películas de género "puras", como Los Intocables o hasta Scarface y Carrie, pero de ellas hace 19, 23 y 30 años respectivamente, entonces quién sabe.


Apocalypto (Mel Gibson)

Uy, me muero de ganas por ver esto. La verdad el tráiler se ve imponente, y aunque no me muera por ver otra película de Mel Gibson, el rollo de los mayas y de lenguaje autóctono y la hiper violencia que -aparentemente- excita al australiano conforman un combo extrañísimo y potencialmente genial como desastroso. Digo, La Pasión de Cristo me resulta absolutamente olvidable, pero nadie puede negar que visualmente es todo un suceso. Y bien, una película sobre los mayas filmada en meritito Veracruz no debe ser menos. Pero bueno, con todo lo que la rodea (Mel Gibson y sus proclamados problemas con la raza judía, que para muchos confirman el discurso antisemita que La pasión de Cristo presentó), es posible que por buena o mala que sea, Apocalypto sea desestimada como tributo megalómano del australiano a sí mismo, o masturbación cinematográfica o cualquier cosa por el estilo. La neta prefiero juzgarla por sus propios méritos, o sea que habrá que esperar.

The illusionist (Neil Burger)

Por lo regular es algo así como una regla tácita ver las películas en las que aparece Edward Norton, y más cuando la va a hacer de ilusionista a inicios de siglo en Viena. Pero la verdad el tráiler deja algo que desear; adicionalmente a la película en sí, como que Norton todavía se ve muy joven para este papel. Porque ha quedado claro que amenazante puede ser y mucho. Pero, cosa extraña, aquí no parece encajar. Igual y nomás soy yo. Pero rigidez aparte, la película se ve interesante y Giamatti es otro al que vale la pena seguir. Aunque en expectativas, no se compara a la otra película de magia que pronto aparecerá en este compendio.

Good shepherd (Robert DeNiro)

¡Joe Pesci está de vuelta! Los que extrañamos al mejor italiano chaparro sicótico no tendremos que esperar más que unos meses para volverlo a ver agraciar la pantalla plateada. Y en general, la película se ve bastante bien. La segunda película de De Niro (antecedida por la estupenda A Bronx tale) se trata -me dicen- de la historia de los primeros años de la CIA a través de la vida de un hombre (Matt Damon, que parece que este es su año). Pero lo importante es Joe Pesci, la verdad.

Fur (Steven Shainberg)

Fur es una crónica de la vida de la fotógrafa Diane Arbus (interpretada por Nicole Kidman), famosa en los sesenta, que se suicidó en 1971. Las películas sobre atormentadas artistas mujeres suicidas tienen una serie de connotaciones bastante negativas (inmediatamente pensé el Sylvia), pero Fur tiene como punto a favor la dirección de Steven Shainberg, quien realizó la genial Secretary, aquella preciosa historia de amor sadomasoquista que lanzó a la fama a Maggie Gyllenhaal. Con ese antecedente, veo cualquier película que este Shainberg se le ocurra. Aunque no sé qué me da que un papel que era de Samantha Morton lo terminara haciendo Nicole Kidman. Me gusta mucho Kidman, pero Morton está en otro nivel.

Good german (Steven Soderbergh)

Debo admitir que la mitad del tiempo no tengo idea qué es lo que Soderbergh pretende. Sus "experimentos" suelen quedarse en eso (Full frontal, Kafka), y honestamente todavía no conozco una película de este señor que verdaderamente me gane en todos los niveles (quizá Sexo, mentiras y video es la que más se acerca, pero ya hace muuuuucho de eso). Cuando se pone seriesote resulta condescendiente (Traffic), y cuando hace divertimentos abiertos, (Ocean's eleven), le sale lo pedantísimo. Espero no generalizar, en realidad son muchas las películas de Soderbergh que no he visto pero tengo cierta idea de qué esperar de él. Parece que con Good German se está inclinando por una ruta más comercial, de thriller con actores renombrados (Cate Blanchett y George Clooney), pero con suficiente fuerza como para distinguirla del promedio. Y aunque no me guste del todo, respeto mucho lo que hace Soderbergh como para perderme sus películas.

Bug (William Friedkin)

Híjole, quiero creer que de verdad es el regreso de uno de los directores estadounidenses más representativos de los setenta (el que hizo El exorcista, nomás). Aunque bueno, no es como que se hubiera ido, pero a la Peter Bogdanovich o John Schlesinger, se ha ido sumiendo en una serie de películas cada vez más irrelevantes. Pero Bug suena excelente: se desarrolla en una sola locación, con cinco personajes y -dicen- pura tensión y exploración psicológica. El tagline la vende muy bien: "paranoia is contagious". Eso y el poster la hacen sonar bastante bien.

The assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (Andrew Dominik)

Definitivamente, el mejor nombre para una película en mucho tiempo. Ojalá se lo dejen. El asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford es la seguna película de Andrew Dominik, quien dirigiera Chopper en el 2000, película australiana basada en la autobiografía de un asesino escrita mientras purgaba su condena en la cárcel, que propulsara al usualemente menospreciado Eric Bana a la notoriedad del mundillo cinematográfico. En fin, Chopper es muy buena y da suficientes motivos para interesarnos en El asesinato bla bla bla... que es un western de venganza y retribución (aquí -por cierto- llamamos western a cualquier película desarrollada en el desierto gringo) estelarizado por Brad Pitt, Sam Rockwell y la bellísima Zooey Deschanel. Parece que su estreno se pospuso para el 2007 (al menos en EU), pero me acabo de dar cuenta y la neta ya me vale madres.

Dreamgirls (Bill Condon)

Dreamgirls definitivamente será para gustos muy definidos, considerando que se trata de la adaptación del prestigiado musical de Broadway sobre un trío de mujeres cantantes de soul en los sesenta que adquieren gran popularidad. Ey. Por lo pronto, Condon (Gods and monsters, Kinsey) es de los directores gringos que más temprano que tarde estará entrando en el mainstream hollywoodense, y supuestamente Dreamgirls será de las más fuertes contendientes en los Óscares, o sea que si le va bien podremos ver algo así como Chicago, en términos de aceptación crítica y popular (incluso hablan de nominaciones para dos de sus protagonistas, Beyonce y Eddie Murphy, lo cual sería algo así como surreal). Por eso digo que es para gustos muy definididos; si no te gustan los musicales, olvídalo.

Snowcake (Marc Evans)

De Snowcake no conozco gran cosa más que es un drama que trata sobre la amistad entre una mujer autista, Sigourney Weaver, y un hombre traumatizado tras un accidente automovilístico, Alan Rickman; será posiblemente un asunto bastante sentimental pero con semejantes actores será una delicia para los que pensamos (que somos muchos) que estos dos han quedado a deber en tiempos recientes (Rickman con lo de Harry Potter y trabajo televisivo, y Weaver perdida en el limbo). También me interesa por el director, Marc Evans, quien dirigiera una estupenda película de terror llamada My little eye, que se presenta como una especie de reality show de un grupo de jóvenes encerrados y aislados en una casa por un largo periodo de tiempo, que, evidentemente, son asesinados uno por uno. Me gustan los directores que cambian de género como de calcetines.

Flags of our fathers (Clint Eastwood)

Uf, sentimientos encontrados. La verdad, como seguramente a la mayoría de los no-gringos, me dan una infinita hueva las películas de guerra que glorifican el espíritu gabacho y el heroismo de morir en batalla (pinche Spielberg de mierda). Pero es que Clint Eastwood es Clint Eastwood, hombre. Independientemente de su estatus de ícono gabacho, creo que su talento como cineasta está fuera de discusión, y aunque Million dollar baby tenga detractores, es innegable que se trata de una cinta impecable, de gran solidez e impacto dramático y emocional. Y si no, ahí está Unforgiven también. Pero aquí la bronca es el nacionalismo ramplón con el que están vendiendo esto, que puede o no estad justificado, de la historia de los seis hombres que levantaron la bandera en la batalla de Iwo Jima, inmortalizada en la celebérrima foto de Joe Rosenthal. Esta vez, con excepción de Jamie "Billy Elliot" Bell, los actores protagonistas son prácticamente desconocidos, y será interesante ver cómo maneja Eastwood el tema.

Little children (Todd Field)

La siguiente película de Field después de In the bedroom está también integranda por actores de gran reconocimiento (Kate Winslet, Jennifer Connelly), y, como In the bedroom, probablemente será un drama centrado en actuaciones sutiles, donde el silencio juegue parte fundamental en el desarrollo y la caracterización de cada personaje. O sea que escasos de paciencia, ni se acerquen. La verdad no me entusiasma demasiado, pero le damos el beneficio de la duda.

The queen (Stephen Frears)

Esta sí que me entusiasma. Stephen Frears es uno de los directores más camaleónicos (que no siempre exitoso), cuyas películas suelen ser, si no excelentes siempre, sí increíblemente absorbentes y de cierto modo encantadoras. High fidelity, Dangerous liaisons, Dirty pretty thing o The grifters, por nombrar sólo algunas, todas tienen algo muy suyo que las hace destacar y brillar por sus propios méritos. No se trata de un director ególatra que guarde el reflector para sí mismo, sino que deja que sus películas hablen por sí mismas, lo cual lo hace apto para intentar cualquier proyecto porque lo aborda con una perspectiva fresca. Pero bueno, ya me explayé. El punto es que la película trata sobre el conflicto o la relación entre Elizabeth II con Tony Blair después de la muerte de la princesa Diana. Premisa bastante extraña, pero no dudo que Frears la ataque bien. Y además de él, La Reina tiene a Helen Mirren, unas de las mejores actrices vivas, a la que suele -como a pocos- asociársele con filmes de calidad. Por tratarse de una premisa bastante difícil por su inmediatez temporal (aborda un suceso de hace menos de una década), Frears suena bastante adecuado para legitimarla como algo más que un producto morboso.

The departed (Martin Scorsese)

No creo que tenga que explicar porqué me entusiasma una película de Scorsese. Más bien tengo problemas con que su siguiente película después de haber hecho dos bastante medianonas sea un remake. The departed está basada en la película de Honk Kong Infernal affairs, un thriller que trata sobre un infiltrado de la mafia en la policía y un infiltrado de la policía en la mafia y de todo lo que puede suceder con una coincidencia tan inconveniente. Suena explosivo. Bueno, seguramente será más que eso, y además, por improbable que parezca, es la primera vez en los más de treinta años de carrera de Scorsese y Jack Nicholson que trabajan juntos. Aunque Di Caprio no lo hizo mal en el Aviador, creo que le siguen quedando grandes las películas de Scorsese pero este insiste en utilizarlo, y Matt Damon será su contraparte. También estarán Alec Baldwin, Martin Sheen, Mark Wahlberg y Ray Winstone, y el reparto enorme -junto con el tema- hace pensar en Heat, y considerando que Scorsese tiene tiempo sin hacer una película estrictamente de género, será interesante ver cómo la maneja. Pero insisto, yo ya tomo a Scorsese con más cautela, que luego me rompe el corazón.



Running with scissors (Ryan Murphy)

Honestamente no sé mucho de Running with scissors pero está basada en un libro supuestamente muy famoso y supuestamente muy bueno de Augusten Burroughs, sus memorias de su supuestamente bizarra infancia después que su madre lo enviara a vivir con su psiquiatra. Salen Anette Bening y Gwyneth Paltrow, de nuevo Alec Baldwin, Brian Cox, Joseph Fiennes y Evan Rachel Wood, o sea que por elenco no quedamos. El director, Ryan Murphy, debuta en la pantalla grande pero como en teoría es un proyecto importante, algo deberá tener; Running with scissors lo que me da es curiosidad más que otra cosa.


Marie-Antoinette (Sofia Coppola)


Estrenada con apasionadamente divididas opiniones en Cannes, María Antonieta, de la encantadora (en términos cinematográficos, quiero decir) Sofia Coppola, seguro despertará comentarios polarizantes a su estreno, lo cual la convierte en evento importante del año cinematográfico. Cinematográfico, cinematográfico, cinematográfico. Hasta escribiendo se me traba la lengua. Las críticas giran en torno a Kirsten Dunst, que puede ser tan buena actriz como irritante, y que interpretara a SU María Antonieta parece que calentó a los franceses. Pero bueno, será un experimento: no me queda bien claro pero parece que será un artilugio de estética contemporánea (me quedé con la impresión de ochentera) fusionada con la opulencia de la corte del francesa y la posterior revolución. Por lo pronto yo ya escuché a Jesus and Mary chain en el tráiler, por lo que estoy apuntadísimo.



Y bueno, eso finaliza la penúltima parte de esta serie de posts donde anticipamos películas que prometen mucho, y los invito a esperar la cuarta parte (sí ya sé, yo también estoy cansado), que tomará forma de conteo para ennumerar las 20 películas que más prometen para este fin del 2006-principios del 2007.

O sea que espérenlo, va a estar menos peor.

1 comentario:

deyabu dijo...

Pues nada Daniel, que me chutè todo el blog en mis horas productivisisisismas en el trabajo. Debo decirte que ademàs de acompañarme en la agonia de las 5 de la tarde, es decir, despuès de comer, aprendì muchas cosas nuevas respecto a la vida y las muy diversas motivaciones que estimulan al cerebro para vivir mañana, mejor que hoy.
Gracias por el filmpreview. Espero toparte en algun momento.
Isabel Rojo